No se deje…sea varón.

Buenas sumercé! No son pocas las riñas y peleas que se presentan en la ciudad; restaurantes, bares, chusos, amanecederos, rotos, antros, salones comunales, avenidas, carreteras, diagonales y hasta transversales son verdaderos campos de batalla que se valen de cualquier tipo de herramienta para agredir al prójimo y a la prójima: van desde una extensa verborrea que recuerda a la descendencia de toda la sucesión femenina hasta la muy distinguida y clásica cruceta que ya es un sello característico de los altercados que trascurren entre usuarios y conductores del transporte público.

Tal vez los colombianos sufrimos de un orgullo exacerbado y pareciera que nuestra mezcla étnica de razas indígena, europea y africana diera como resultado una predisposición genética a la violencia; que junto con unas cuantas copas de aguardiente catalizan una reacción en cadena que saca lo más oscuro de nuestros antepasados.

La violencia es un patrón de comportamiento que se refuerza desde muy temprana edad y la aprendemos de nuestros padres o tíos cuando espetan: “…chino, no se vaya a dejar de nadie”, “…no se deje, sea varón…sea varón”. Después, a medida que crecemos vamos aplicando estas recomendaciones cuando nos encontramos en ambientes sociales como un bar o conduciendo por una calle y sencillamente sacamos la cruceta de forma automática.

Pero en esta ocasión, amigo(a) lector(a), la ONU, La OMS, el FBI y el SENA me han dado autorización para adelantar una campaña masiva en el transporte público y traerles a ustedes la solución y desistir de violentarnos. RÍASE DE USTED MISMO. Si alguien le dice gordo(a), usted responde: “…pero tengo de donde agarrar”. Si alguien le dice enano, usted responde:”…chiquito pero sabrosón”. Si alguien le dice feo, usted responde:”…si, tiene toda la razón” (hay que ser realistas). Si alguien lo pasa en el carro, déjelo pasar. Si alguien accidentalmente lo empujó en el bar, deje que el otro tenga tiempo de disculparse y siga su camino. Hay que entender que existen formas civilizadas de reaccionar y no exclusivamente sacando el machete o el revólver.

Ahora bien, en nuestro país se volvió recurrente que nadie puede dar una opinión negativa o mofarse de nuestras miserias porque nos hacemos los “dignos”. Hace un tiempo una comediante chilena hizo una parodia de las prostitutas colombianas que trabajan en Chile en la región norte del país; el personaje vendía café con “malicia” y con “malicia” ella se refería a un tipo de alucinógeno (cocaína, creo yo) que ella agregaba en lugar de azúcar que es el ingrediente habitual. Al otro día a la pobre chilena le tocó enviar un video pidiendo disculpas a todo el país y a todas las mujeres que se sintieron aludidas. Lo increíble es que ella hizo una parodia de TODOS los países de América del sur; sin embargo, solo se vio obligada a disculparse ÚNICAMENTE con el país colombiano.

Igualmente, he sido objeto de burlas cuando paso por aeropuertos o centros comerciales porque por cosas del destino comparto el mismo apellido que el otrora capo del cartel de Medellín, me preguntan si soy pariente o si tengo conmigo algo de “producto” para compartir con ellos y no puedo hacer nada más que burlarme de mi suerte y reírme de esta coincidencia.

Las drogas, las prepagos y la violencia es algo que ha sido parte de nosotros durante mucho tiempo y lo seguirá siendo, entre otras cosas porque nosotros mismos hemos sido los encargados de reforzar esa imagen ante la opinión mundial con novelas, películas, series, narco-turismo etc. En vez de agredirnos y agredir al otro, RIÁMONOS DE NOSOTROS MISMOS y dejémonos de vainas si?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s