Estuvimos anoche?

Buen día tengan todos bustedes!  Me considero una persona muy afable y amistosa ­­– pero supuesto ­­–  no soy monedita di (de) oro para caerle bien a todo el mundo, y es algo que debemos entender todos como una verdad universal e indiscutible; tratamos siempre de encontrar, desenfrenadamente, cada uno de nosotros nuestro nicho de seres humanos que simpaticen con nuestro nivel intelectual (el mío es muy bajo), que coincidan con nuestro tipo de humor (mis chistes son muy malos), con nuestros pasatiempos (dormir) y con nuestros sueños y planes futuros (esperar el viernes para poder seguir durmiendo). Bueno, con el otro grupo de homínidos con el  que no nos llevamos bien, tenemos varias opciones: entre ellas están el desdén, está el trato hipócrita o hasta la resolución de conflictos escuelera por antonomasia: en el recreo, cada contendiente en una esquina  -sin patecabra u otros pertrechos –  con una técnica de lucha pseudo boxística-karateca que  increíble como pareciese, terminaba con el saludo de mano al final.  Shop Amazon Fire TV – Say it. Watch it.   

Existen muy pocas situaciones que hacen que pierda mis estribos, a decir verdad, creo que ni las personas más allegadas han podido verme realmente encolerizado o enfurecido, entre otras cosas, porque me veo muy ridículo cuando estoy con la piedra ajuera, soy lo más parecido a una madre cantaletuda que vocifera pullas en intervalos de tiempo menores a 5 minutos aproximadamente. La situación que vengo a compartir con ustedes, no hace parte de aquellas que me irritan sobremanera, no obstante hace parte de aquellos escenarios particulares similares como cuando a uno se le comen la media los zapatos (me pregunto la explicación físico biológica para este fenómeno específico), la aparición repentina de un grano con pústula en la punta de la nariz preciso el día de la cita con la chica, descubrir con asombro que la cantidad de papel higiénico es menor a la que uno sabe que va a utilizar y que no tomó las medidas necesarias para solucionarlo, insolarse y adquirir el llamado bronceado sabanero muy propio de mi tez de piel o ver pasar vertiginoso al horizonte, el bus que le sirve a uno con puesto y que pasa cada hora. Shop Amazon – New Men’s Watches

Todos estos prolegómenos para llegar al tema que nos incumbe en este preciso momento, piénselo por un instante, todos esos millones de años de evolución desde el big bang, grandes cantidades de materia estelar se unieron por fuerzas cósmicas para formar galaxias y planetas en todo el universo y luego, cuando la tierra finalmente logró tomar una apariencia similar a la actual, tras pasar por inimaginables movimientos tectónicos y fases de calentamiento y enfriamiento extremos, do nuestros antepasados lucharon con bestias colosales por la jerarquía sobre otras especies que en ese entonces habitaban el orbe. Toda esta secuencia de circunstancias asombrosas para llegar a este momento, si señores, este preciso momento, para que podamos abordar esta problemática para nada importante pero que aún tengo la intención de comunicar. 

Me causa cierta curiosidad el empleo del verbo “estar” para indicar la práctica del apareamiento entre 2 o más individuos, y me causa curiosidad porque no entiendo el objetivo o la intención para hacer tal cosa. Bueno, en realidad tengo algunas hipótesis que pienso exponer. El problema consiste en que cuando alguien dice: “Anoche estuve con Camilo”el receptor tiene que cuestionar a posteriori: “¿Anoche estuvieron haciendo qué?” a lo que el emisor puede responder: “ayyy tu sabes…”   O   “estuvimos conversando hasta que él se fue” ven el problema que surge? Cuando se hace el uso del verbo “estar” para denotar ayuntamiento, coito o cópula simplemente no funciona porque el mensaje no es claro, el mensaje no es evidente, y hace falta que se describa la situación con detalles para poder llegar a completar el mensaje que no está manifiesto en primer lugar. El verbo “estar” se utiliza para describir la existencia de algo o alguien en un sitio o una condición determinada entre otros muchos significados, pero para nuestros propósitos el verbo “estar”  urge de un complemento para que su mensaje no deje lugar a dudas sobre si una persona compartió un espacio y un momento determinado con alguien o por el contrario, si la situación llevó una cosa a la otra y se fueron de “purrundun”. Creo que algunas personas lo hacen por sentirse un poco incomodas al hablar de sus experiencias amatorias o por no utilizar, lo que ellos podrían considerar, un lenguaje obsceno y por este motivo se les pueda descalificar precipitadamente; cosa que tampoco logro entender, porque si uno se siente incómodo hablando de estos temas, pues simplemente uno no los comparte y ya está, y si es por el uso de un lenguaje procaz, existen en nuestro idioma muchos nombres propios para el acto carnal que lo describen de forma muy eficiente. Las cosas por su nombre.Shop Amazon – Summer Style

Si va a intentar decir que anoche tuvo una velada de pasión con su consorte, puede hacer uso de frases como: “Anoche nos fusionamos en cuerpo y alma y nos volvimos un solo organismo con movimientos repetitivos y raudos”,Anoche practicamos el ayuntamiento”, “Anoche nos apareamos”,” Anoche nos amancebamos” o un simple: “tuvimos setso” Y si no quiere utilizar las palabras,  puede hacer uso también de gestos como aplaudir de forma frenética o llevarse la palma de la mano a la frente con movimientos iterativos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s