Creo que soy un adulto

En el día de hoy  he pasado a ser un adulto. Es una sensación un tanto peculiar, no estoy muy seguro de lo que está sucediendo pero creo que sí, eso es, tal vez, quizá, lo he pensado (no mucho la verdad) y creo que desde mis entrañas, la pelanga (jeta, guargüero y demás órganos) de mi cuerpo intenta enviarme un mensaje claro  y si es que existe un llamado “reloj biológico” (que en mi caso sería más bien uno de esos aparatos negros grandes con números en rojo y que siempre se quedan titilando en las 12:00, porque que verriondo pa´ llegar tarde siempre) éste le está sonando la alarma, un sonido constante y punzante como el de los relojes cuadraditos que vendían por la séptima. He de admitir que la situación es un poco vergonzosa, porque según la ley, a los 18 años ya estamos en plena forma cognitiva y tenemos capacidad para actuar en consecuencia. No te miento, en estos últimos años me sentía como una persona mayor de edad que tenía un cierto grado de libertad y más aun viviendo solo, pero el concepto de adulto per se, era un completo desconocido para mí, hasta el día de hoy. Es una pena que me haya tomado casi una década después, darme cuenta de este magno acontecimiento, aunque en mi beneficio existe algo llamado  juventud temprana que va desde los 20 hasta los 40 años, entonces podemos hablar que solo fue un pequeño desfase momentáneo, como cuando a uno lo cogen con la otra: fue solo un lapsus, estaba borracho.

He sufrido unos cambios significativos en mi cuerpo (me siento en la materia de afectividad del colegio, donde le enseñaban a uno temas de sexualidad general) me he empezado a dar cuenta que ahora me toca dizque hacer ejercicio, háyase visto!!! Antes tragaba lo que no tenía nombre en cantidades monumentales y comía en la olla y todo. Ahora si llego a comer pizza o hamburguesa dos días seguidos, la aparición de una leve dilatación en la zona abdominal es casi que segura. El ejercicio se volvió una rutina de necesidad y no una actividad para resaltar los incipientes músculos  previos a un paseo a melgar con viejas.  He empezado a ver la tabla de calorías en la parte posterior de las cajas y busco en un intento fallido que todas mis comidas completen la pirámide nutricional (proteínas, vegetales, carbohidratos, etc). Me empecé a dar cuenta que mi hígado me está pasando la factura de todas esas tertulias alicoradas que duraban hasta el otro día en los que mis amigos en un acto milagroso digno de lázaro,  podían seguir tomando si descansaban escasas 3 o 4 horas o si en su defecto regurgitaban todo el alcohol consumido. Yo nunca pude hacer esas gracias. Ahora  mi resistencia al alcohol es casi inexistente.
Sin embargo, pienso que he ganado una cosmovisión en cierta manera mucho más objetiva y aterrizada que antes, empiezo a entender  las frases trilladas de siempre: la vida es muy corta y es  dura… y lo siento así en realidad, es una carrera contra el tiempo para realizar todas las cosas que quiero realizar antes de morir y hay que trabajar mucho para conseguir lo que uno se propone (pura frase de papa). Además, creo que es importante aportar y proponer a las causas que creamos justas y necesarias si queremos dejar algún legado por pequeño que sea.
Si bien no existe, para un colombiano promedio, un ritual determinado parecido al de las tribus de indonesia como las escarificaciones en la tribu sepik en Papua Nueva Guinea  para indicar el paso  hacia la vida adulta. Sin embargo, he tenido hoy el llamado, un tanto tardío, de pasar al siguiente estadio evolutivo de mi vida a lo que soy ahora: un adulto temprano o simplemente un inmaduro.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s